Trip Planner

Items Collected: 0

Plans Created: 0

Flora - Fauna
Flora - Fauna

Los árboles y plantas de Tailandia son únicos y diversos. La geografía del país, que se extiende desde la costa doble de la península malaya hasta las montañas de Asia continental, admite una variedad de climas que permite el florecimiento de diversas especies de plantas.

La mayoría de la geografía de Tailandia se ha adaptado para la agricultura durante los siglos; si bien medio siglo atrás los bosques naturales ocupaban quizás un 70% de la tierra, los bosques actuales abarcan aproximadamente el 15%. El resto de los bosques de Tailandia, muchos de los cuales están protegidos dentro de parques nacionales, consisten principalmente en bosques monzónicos, que se diferencian sobre todo por el nivel de precipitaciones que reciben. Además, los bosques monzónicos generalmente consisten en árboles caducifolios y de madera dura, que cambian sus hojas durante la estación seca para conservar el agua. El árbol más valioso de Tailandia es el árbol de teca, cuyos grupos que siguen en pie en general se encuentran protegidos. Las zonas de bosque tropical están cubiertas principalmente por árboles de hojas perennes, si bien gran parte de Tailandia posee una amplia superposición de especies, por lo cual no es extraño encontrar bambúes, palmas de coco y bananos en todo el país. En las zonas bajas de la costa, además de una mayor densidad del bosque tropical, abundan los manglares y ratanes.

Si bien el mencionado árbol de teca alguna vez fue la planta más reconocida en Tailandia, el país es famoso por su variedad de frutas y plantas y árboles con flores, de las cuales la más representativa es la orquídea, la flor nacional de Tailandia, que exhibe más de 27.000 variedades diferentes. Las orquídeas tailandesas son recuerdos populares que pueden comprarse en envases especiales para garantizar que sobrevivan al viaje de regreso a casa.

Los animales de Tailandia son únicos y diversos. La geografía del país, que se extiende desde la costa doble de la península malaya hasta las montañas de Asia continental, admite una variedad de climas y, por tanto, una amplia diversidad de especies de animales exóticos, desde el dugongo hasta el loris.

Si bien la invasión de su hábitat redujo el número de animales exóticos en Tailandia, aún existe una gran variedad de especies nativas. La más representativa es el elefante tailandés (Elephas maximus), una subespecie de elefante asiático clasificado como animal en peligro de extinción por la IUCN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza). En Tailandia existen aproximadamente 3.000 elefantes salvajes (de los 300.000 de hace un siglo), que en general están confinados en los parques nacionales del país.

Entre otros mamíferos de gran tamaño encontramos tigres, leopardos, osos malayos, venados, nutrias y gatos de algalia. Si bien existen numerosas oportunidades para ver a estos animales en las diferentes reservas naturales y zoológicos, cada vez es más difícil encontrarlos en su hábitat natural. Se calcula que existen solo 700 tigres indochinos (de los quizás 2.000 que quedan en todo el mundo) en las selvas de Tailandia.

Los animales trepadores incluyen los gibones y numerosas especies de monos. También hay ovejas, cabras, bueyes, tapires, ganado salvaje, jabalíes y una gran variedad de serpientes, incluidas cobras y pitones. Los cocodrilos, lagartos y tortugas también son muy numerosos (si bien el cocodrilo siamés se encuentra en grave peligro de extinción y quizás esté ya extinto en los países vecinos del sudeste asiático). Los ríos y aguas costeras están repletos de cardúmenes; de hecho, Tailandia se distingue por poseer el pez de agua dulce y el pez marino más grandes del mundo: el bagre gigante de Mekong y el tiburón ballena.

También existen más de 900 especies de aves reproductoras nativas o que emigran periódicamente hacia Tailandia. Las excursiones de observación de aves son particularmente populares en el Parque Nacional Sam Roi Yot y Khao Sok, donde habitan seis especies de buceros.