Trip Planner

Items Collected: 0

Plans Created: 0

Historia previa a los reinos tailandeses
Historia previa a los reinos tailandeses

Durante los siglos que condujeron a la era de la historia registrada, Tailandia primero fue poblada por los grupos mon y jemer, y posteriormente por los tai, un grupo étnico que emigró desde el sur de China hacia Vietnam y gradualmente hacia Laos y el norte de Tailandia.

En el primer milenio de nuestra era, el pueblo Tai se dispersó por Yunan, Vietnam, Laos, Tailandia y Myanmar, con lo cual se fragmentó en diversos subgrupos lingüísticos. Como actores secundarios de la región durante este periodo, los Tai habitaron las zonas más septentrionales del sudeste asiático, rodeados por los reinos de Nan Zhao, Pyu y Angkor.

A partir de aproximadamente el siglo II de nuestra era, el Imperio Srivijaya de Sumatra expandió sus fronteras hacia el norte de la península malaya hasta llegar al sur de Tailandia. Nakhon Si Thammarat y Chiaya, en Surat Thani se fundaron durante este periodo para facilitar el comercio a través del istmo de Kra.

Alrededor de los siglos VI-IX, la fértil planicie central fue habitada por una civilización mon conocida como Dvaravati. A diferencia de los reinos vecinos de Chenla y Angkor, Dvaravati sigue siendo una civilización misteriosa que estableció ciudades rodeadas de fosos y muros de barro, con Lopburi como importante centro religioso y Nakhon Pathom, cerca de Bangkok, posiblemente como su “capital”. Si bien gran parte de la historia de este reino es desconocida, los Dvaravati contaban con rutas comerciales internas y externas bien delimitadas que fueron importantes para el desarrollo de Tailandia y dejaron un legado de riquezas en obras de arte budistas, que son testimonio de la gran influencia de la cultura y religión india en la región.

Desde el siglo IX al XI, los jemer de Angkor expandieron su reino para abarcar la mayor parte de la actual Tailandia, con importantes ciudades provinciales establecidas en Phimai, Lopburi e incluso Nakhon Si Thammarat. Durante varios siglos, muchos aspectos de la cultura jemer fueron impuestos en la población nativa o adoptados por esta, con una predominancia cada vez mayor de grupos Tai, a medida que estas poblaciones emigraban hacia el sur. Los templos de Phanom Rung, Phimai y Lopburi son legados perdurables de este periodo de la historia tailandesa.

Durante el reinado de Angkor, Lopburi a menudo reafirmó su independencia y fue claramente un importante centro para la floreciente cultura siam. Los chinos, que se referían a los emisarios de la región como representantes de “Hsien” o siam (como aparentemente se pronunciaba) documentaron un pedido de Lopburi que exigía la independencia de Angkor ya en el año 1001.

En el norte de Tailandia, los especialistas budistas de Lopburi fundaron una ciudad-estado conocida como Haripunjaya en Lamphun, al norte de Tailandia, alrededor del siglo IX (un enclave mon que mantuvo su independencia hasta el siglo XIII). En el resto de la región norte, el pueblo Tai se expandía y establecía sus propias ciudades-estado, particularmente en Chiang Saen, donde se estableció uno de los primeros reinos poderosos de Tailandia, Lan Na, en el siglo XII. El establecimiento de Lan Na, Sukhothai y Phayao, tres reinos aliados fundados por líderes contemporáneos, representa el comienzo de la historia tailandesa tal como la conocemos.