headline
Nature
Nature
Tailandia es un país con abundantes recursos naturales, incluida una gran variedad de flora y fauna, y diversas zonas ecológicas. En el país existen más de100 parques nacionales, incluidos más de 20 parques marinos, y cada parque exhibe atracciones únicas, instalaciones excelentes y oportunidades de conocer los animales de Tailandia. Aquellos interesados en el senderismo, bicicleta de montaña, fotografía, observación de aves, camping y submarinismo, o en levantarse cerca de animales exóticos, en Tailandia cuentan con muchísimas opciones para elegir. Al visitar una playa de Tailandia o una de las numerosas islas tailandesas, los visitantes tienen la oportunidad de relajarse, experimentar la vida marina silvestre o aprender submarinismo. Sin embargo, cada uno de los parques nacionales y atracciones naturales de Tailandia exhiben flora y fauna únicas, y diferentes zonas ecológicas, desde los bosques templados de las montañas del norte y las planicies centrales, hasta las sabanas del nordeste y los manglares de las costas del sur. Los animales de Tailandia incluyen no solo elefantes y monos, sino también osos e incluso tiburones ballena, los peces más grandes del mundo.

Playas e islas

Playas e islas

Las visitas a una playa o isla tailandesa son las vacaciones preferidas de cientos de miles de visitantes que llegan a Tailandia cada año. Tailandia está bendecida con una singular belleza natural y sus islas se encuentran entre las más pintorescas y bellas del mundo. De manera similar, cada playa tailandesa, tal como la playa Karon en Phuket, la playa Chaweng en Koh Samui o la pintoresca Bahía de Maya en Koh Phi Phi, son sencillamente deslumbrantes, y muchas exhiben arena fina, aguas transparentes y paisajes de postal.

Cada playa e isla tailandesa posee su propio carácter e identidad, y, por tanto, atrae a un determinado tipo de visitante. Todas las áreas costeras abarcan una porción de paraíso adecuada para cada estilo de viajero: la costa oeste de Tailandia, junto con el mar de Andamán, incluye playas que atraen a todo tipo de turistas, incluida la isla de Phuket que cuenta con un complejo turístico; las populares playas de mochileros de Koh Phi Phi, Koh Lanta y Krabi; la familiar, tranquila y prístina costa de Khao Lak (el punto de partida de viajes hacia las espectaculares Islas Similan; y las remotas islas sin explotar del sur.

Junto con la costa del Golfo, la isla turística de Koh Samui se sitúa cerca del esplendor natural de Koh Phangan y del paraíso para submarinistas de Koh Tao. Cerca de Bangkok se encuentra la famosa ciudad turística de Hua Hin, uno de los destinos preferidos entre los tailandeses, y la vecina ciudad más tranquila de Cha Am. Finalmente, hacia el este de Tailandia, el Golfo septentrional incluye el lugar de escapada de fin de semana de Bangkok, Koh Samet, y la prometedora isla turística de Koh Chang, que incluye lujosos complejos y también cabañas costeras económicas.

Ciertas playas e islas tailandesas, como el Parque Nacional de Koh Tarutao, ofrecen alojamiento e instalaciones limitados, y atraen a viajeros más audaces en busca de una experiencia más ligada a lo natural. Otras, como la playa de Kamala en Phuket, ofrecen instalaciones de primera clase (alojamiento, restaurantes, vida nocturna, etc.) para atraer a visitantes con presupuestos más altos que demandan comodidades. Es importante tener en cuenta que esta diversidad existe no solo entre las islas, sino también entre las distintas playas. Mientras que una playa tailandesa puede ofrecer entretenimiento estridente, otra a unos pocos kilómetros de distancia en la misma isla puede atraer solo a aquellos que buscan unas vacaciones tranquilas.

Phuket, la isla más grande de Tailandia, es un perfecto ejemplo de este contraste. Phuket es ciertamente la isla tailandesa más desarrollada y ha sido el primer destino turístico costero del país. Ubicada en la costa del mar de Andamán, Phuket abarca numerosas playas que incluyen la activa Patong con su excitante vida nocturna, y las playas más familiares de Karon y Kata. A lo largo de la isla existen lujosos complejos cinco estrellas y numerosos spas que miman a los visitantes con todo tipo de presupuesto. Además del exuberante interior tropical que incluye una diversa y exótica vida silvestre, Phuket es el lugar ideal para realizar viajes durante el día a las islas cercanas, tales como Koh Phi Phi, uno de los destinos favoritos para los submarinistas, y la bahía de Phang Nga, donde los visitantes pueden practicar esnórkel, kayak y visitar la icónica isla de James Bond (Koh Tapu). El acceso a Phuket es sencillo a través de su aeropuerto internacional que la conecta internamente con Bangkok, Koh Samui y Chiang Mai.

Koh Samui es el principal atractivo del Golfo de Tailandia. La playa más popular, Chaweng, cuenta con alojamiento que abarca desde lujosos complejos cinco estrellas hasta económicas cabañas, y la oferta gastronómica incluye desde platos de cocina internacional hasta una mariscada casual en la playa. Samui es apta para familias y para presupuestos altos, e incluye un sinfín de actividades y algunos de los mejores spas de Tailandia, y se encuentra cerca de algunos de los mejores destinos de buceo en la vecina isla de Koh Tao. El aeropuerto internacional de Samui conecta internamente con Bangkok, Krabi, Phuket y Chiang Mai.

Krabi es una provincia costera de la región continental sobre el Andamán, cerca de Phuket. Además de las populares zonas de complejos costeros tales como la playa de Railey, Krabi incluye numerosas islas espectaculares, como las islas Phi Phi y Koh Lanta, en cuyas aguas se encuentran algunos de los destinos más famosos de Tailandia para la práctica de submarinismo.

Parques nacionales

Parques nacionales

 Los visitantes de los parques de Tailandia (existen más de 100 parques nacionalesen el país) pueden elegir entre una variedad de climas y atracciones naturales diferentes, y pueden conocer los numerosos y variados animales de Tailandia.

Reserva marina en Tailandia, Parques nacionales de Tailandia, Animales en Tailandia, Parques en Tailandia.

Para todo viajero que desee explorar las maravillas de la naturaleza, los parques nacionales de Tailandia son un destino maravilloso. Existen numerosos parques selváticos si desea explorar el bosque tropical o internarse en la jungla salvaje para ver algunos de los animales exóticos de Tailandia. Si prefiere el submarinismo, la práctica de esnórkel o kayak marino, existe una variedad de parques nacionales marinos en el sur y el este de Tailandia que simplemente son sensacionales.

De hecho, Tailandia posee más de 100 parques nacionales, incluidos más de 20 parques marinos. Cada parque en Tailandia contiene una flora y fauna única, además de servicios básicos, con algunas cabañas con electricidad y zonas para acampar (incluso si no cuenta con su propia tienda). El acceso a la mayoría de estos parques es sencillo y las tarifas de admisión son relativamente modestas; no obstante se recomienda reservar con anticipación ya que algunos parques son muy visitados por los tailandeses, sobre todo los fines de semana largos.

Las actividades ecológicas en los parques nacionales de Tailandia varían desde senderismo, kayak, fotografía de la naturaleza, campamento y esnórkel, hasta la observación de aves exóticas y otros animales de Tailandia, diferentes a los que se encuentran en otros lugares del mundo. Sin embargo, simplemente relajarse y disfrutar de la prístina belleza natural de Tailandia puede ser la experiencia más gratificante de todas.

Algunos de los parques nacionales más famosos de Tailandia son:

>El Parque Nacional Khao Yai es quizás el parque tailandés más famoso, ya que se ubica a tan solo 200 km de Bangkok y el bucólico entorno exhibe una variedad de opciones de alojamiento, diversas actividades y una variada vida silvestre que incluye tigres, elefantes, osos y aves exóticas, como el bucero gigante.

El Parque Nacional Doi Inthanon en el norte de Tailandia exhibe los picos más altos junto con cascadas y bosques con numerosas especies de orquídeas. El área también está habitada por tribus indígenas

El Parque Nacional Sam Roi Yot es uno de los lugares favoritos para la observación de aves, ya que la región costera del parque incluye pantanos que son el hábitat de una diversa vida acuática y marina.

El Parque Nacional Erawan, ubicado en la provincia de Kanchanaburi, exhibe las famosas siete cascadas escalonadas y un bosque tropical que alberga numerosas especies de vida silvestre.

Los parque marinos incluyen el Koh Samet (convenientemente ubicado cerca de Bangkok), el Parque Nacional Marino Ang Thong (el lugar favorito de paseos de un día para practicar kayak y esnórkel en Koh Samui), el Parque Marino Tarutao (la isla más remota y prístina de Tailandia) y el Parque Nacional Ao Phang Nga (una frecuente escapada de un día desde Phuket, que incluye singulares islas de piedra caliza como la “isla de James Bond” de la película El hombre de la pistola de oro).

Flora - Fauna

Flora - Fauna

Los árboles y plantas de Tailandia son únicos y diversos. La geografía del país, que se extiende desde la costa doble de la península malaya hasta las montañas de Asia continental, admite una variedad de climas que permite el florecimiento de diversas especies de plantas.

La mayoría de la geografía de Tailandia se ha adaptado para la agricultura durante los siglos; si bien medio siglo atrás los bosques naturales ocupaban quizás un 70% de la tierra, los bosques actuales abarcan aproximadamente el 15%. El resto de los bosques de Tailandia, muchos de los cuales están protegidos dentro de parques nacionales, consisten principalmente en bosques monzónicos, que se diferencian sobre todo por el nivel de precipitaciones que reciben. Además, los bosques monzónicos generalmente consisten en árboles caducifolios y de madera dura, que cambian sus hojas durante la estación seca para conservar el agua. El árbol más valioso de Tailandia es el árbol de teca, cuyos grupos que siguen en pie en general se encuentran protegidos. Las zonas de bosque tropical están cubiertas principalmente por árboles de hojas perennes, si bien gran parte de Tailandia posee una amplia superposición de especies, por lo cual no es extraño encontrar bambúes, palmas de coco y bananos en todo el país. En las zonas bajas de la costa, además de una mayor densidad del bosque tropical, abundan los manglares y ratanes.

Si bien el mencionado árbol de teca alguna vez fue la planta más reconocida en Tailandia, el país es famoso por su variedad de frutas y plantas y árboles con flores, de las cuales la más representativa es la orquídea, la flor nacional de Tailandia, que exhibe más de 27.000 variedades diferentes. Las orquídeas tailandesas son recuerdos populares que pueden comprarse en envases especiales para garantizar que sobrevivan al viaje de regreso a casa.

Los animales de Tailandia son únicos y diversos. La geografía del país, que se extiende desde la costa doble de la península malaya hasta las montañas de Asia continental, admite una variedad de climas y, por tanto, una amplia diversidad de especies de animales exóticos, desde el dugongo hasta el loris.

Si bien la invasión de su hábitat redujo el número de animales exóticos en Tailandia, aún existe una gran variedad de especies nativas. La más representativa es el elefante tailandés (Elephas maximus), una subespecie de elefante asiático clasificado como animal en peligro de extinción por la IUCN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza). En Tailandia existen aproximadamente 3.000 elefantes salvajes (de los 300.000 de hace un siglo), que en general están confinados en los parques nacionales del país.

Entre otros mamíferos de gran tamaño encontramos tigres, leopardos, osos malayos, venados, nutrias y gatos de algalia. Si bien existen numerosas oportunidades para ver a estos animales en las diferentes reservas naturales y zoológicos, cada vez es más difícil encontrarlos en su hábitat natural. Se calcula que existen solo 700 tigres indochinos (de los quizás 2.000 que quedan en todo el mundo) en las selvas de Tailandia.

Los animales trepadores incluyen los gibones y numerosas especies de monos. También hay ovejas, cabras, bueyes, tapires, ganado salvaje, jabalíes y una gran variedad de serpientes, incluidas cobras y pitones. Los cocodrilos, lagartos y tortugas también son muy numerosos (si bien el cocodrilo siamés se encuentra en grave peligro de extinción y quizás esté ya extinto en los países vecinos del sudeste asiático). Los ríos y aguas costeras están repletos de cardúmenes; de hecho, Tailandia se distingue por poseer el pez de agua dulce y el pez marino más grandes del mundo: el bagre gigante de Mekong y el tiburón ballena.

También existen más de 900 especies de aves reproductoras nativas o que emigran periódicamente hacia Tailandia. Las excursiones de observación de aves son particularmente populares en el Parque Nacional Sam Roi Yot y Khao Sok, donde habitan seis especies de buceros.