A PHP Error was encountered

Severity: Notice

Message: Use of undefined constant API_FEED - assumed 'API_FEED'

Filename: config/routes.php

Line Number: 251

A PHP Error was encountered

Severity: Notice

Message: Use of undefined constant API_FEED - assumed 'API_FEED'

Filename: config/routes.php

Line Number: 251

A PHP Error was encountered

Severity: Notice

Message: Use of undefined constant API_FEED - assumed 'API_FEED'

Filename: config/routes.php

Line Number: 251

The official website of Tourism Authority of Thailand
headline
History & Culture
History & Culture

Remontándonos hasta la civilización neolítica ubicada en el actual Ban Chiang declarado como sitio Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, la historia de Tailandia es larga, digna y está muy bien documentada. Durante los primeros siglos de nuestra era, las tribus de pueblos Mon, Jemer y Tai establecieron reinos dentro de los límites de la actual Tailandia; la civilización budista de idioma mon de Dvaravati del primer milenio abrió paso al imperio jemer de Angkor al inicio del segundo milenio. Sin embargo, la historia de Tailandia tal como la conocemos comenzó cuando los reinos de Lan Na (Chiang Rai/Chiang Mai) y Sukhothai, los primeros reinos tailandeses verdaderamente independientes, establecieron sociedades altamente desarrolladas en las regiones del norte y centro de Tailandia en los siglos XIII y XIV. El Reino de Ayutthaya, muy influenciado por los jemer de Angkor, finalmente conquistó la vecina zona de Sukhothai y dominó la región durante varios siglos siguientes de la historia tailandesa. Lamentablemente, primero Chaing Mai y después Ayutthaya fueron atacadas por invasores birmanos que ocuparon la capital de Lan Na durante varios siglos y saquearon Ayutthaya, lo cual forzó al reino central tailandés a reubicarse más hacia el sur, donde estableció una nueva capital en Thon Buri cerca de Bangkok. Después del breve periodo de Thon Buri (1767-1772), la capital se trasladó al otro lado del río Chao Phraya y el primero de los reyes del linaje actual, Rama I de la dinastía Chakri, estableció la actual capital de Bangkok para dar inicio al periodo de Ratanakosin de la historia tailandesa. El hábil liderazgo diplomático de los reyes Mongkut (Rama IV, 1851-1868) y Chulalongkorn (Rama V, 1868-1910) fueron los responsables de un periodo de 700 años excepcionales para la historia del país, durante los cuales el reino nunca fue colonizado oficialmente por potencias extranjeras. El turbulento siglo XX fue testigo de la transición hacia un sistema de monarquía constitucional, a cargo del jefe de estado, el Rey Bumibol Adulyadej Rama IX (1950) y la democracia, endeble pero funcional, ha existido desde entonces bajo la regencia de este querido rey.

Historia antigua

Historia antigua

En diversas áreas de Tailandia se encontraron restos fósiles de plantas y animales, particularmente en la meseta de Korat en el nordeste del país. La mayoría de los fósiles de animales pertenecen a dinosaurios que datan principalmente de la era Jurásica, si bien algunos son del Triásico tardío, la evidencia más antigua de dinosaurios en el sudeste asiático.

Los huesos de dinosaurios en la arenisca de los cerros del Phu Wiang en la provincia de Khon Kaen incluyen los del Phuwiangosaurus sirindhornae, un enorme dinosaurio herbívoro con cuello y cola extensos, y una cabeza pequeña.

Otras cuatro especies de dinosaurios desenterrados en Phu Wiang incluyen el Siamotyrannus isanensis, una versión más pequeña del Tyrannosaurus rex, Siamosauraus suteethorni, una especie similar a un cocodrilo, el Compsognathus, el dinosaurio más pequeño del mundo y el Ornithomimosaur, un dinosaurio similar a un avestruz.

En la provincia cercana de Chaiyaphum se descubrieron otras dos especies nuevas de dinosaurios: el Psittacosaurus sattayaraki, un dinosaurio con pico de perico, y el Isanosaurus attavipachi, similar al Phuwiangosaurus.

También se descubrieron en Tailandia fósiles de Homo erectus. Conocido como el hombre de Lampang debido a su descubrimiento en la provincia de Lampang, los restos datan de aproximadamente 1.000.000 - 500.000 años atrás, durante el Pleistoceno. Las primeras evidencias de humanos que habitaran la región actual de Tailandia se descubrieron en Ban Chiang, cerca de Udon Thani en el nordeste del país. Las tumbas y elementos que incluyen herramientas y utensilios de bronce ofrecen evidencia de una sociedad que se cree que conoció el cultivo del arroz y que ocupó el área de forma permanente desde el 2100 hasta el 200 antes de nuestra era, abarcando desde el periodo Neolítico hasta la Edad de Hierro.

Historia previa a los reinos tailandeses

Historia previa a los reinos tailandeses

Durante los siglos que condujeron a la era de la historia registrada, Tailandia primero fue poblada por los grupos mon y jemer, y posteriormente por los tai, un grupo étnico que emigró desde el sur de China hacia Vietnam y gradualmente hacia Laos y el norte de Tailandia.

En el primer milenio de nuestra era, el pueblo Tai se dispersó por Yunan, Vietnam, Laos, Tailandia y Myanmar, con lo cual se fragmentó en diversos subgrupos lingüísticos. Como actores secundarios de la región durante este periodo, los Tai habitaron las zonas más septentrionales del sudeste asiático, rodeados por los reinos de Nan Zhao, Pyu y Angkor.

A partir de aproximadamente el siglo II de nuestra era, el Imperio Srivijaya de Sumatra expandió sus fronteras hacia el norte de la península malaya hasta llegar al sur de Tailandia. Nakhon Si Thammarat y Chiaya, en Surat Thani se fundaron durante este periodo para facilitar el comercio a través del istmo de Kra.

Alrededor de los siglos VI-IX, la fértil planicie central fue habitada por una civilización mon conocida como Dvaravati. A diferencia de los reinos vecinos de Chenla y Angkor, Dvaravati sigue siendo una civilización misteriosa que estableció ciudades rodeadas de fosos y muros de barro, con Lopburi como importante centro religioso y Nakhon Pathom, cerca de Bangkok, posiblemente como su “capital”. Si bien gran parte de la historia de este reino es desconocida, los Dvaravati contaban con rutas comerciales internas y externas bien delimitadas que fueron importantes para el desarrollo de Tailandia y dejaron un legado de riquezas en obras de arte budistas, que son testimonio de la gran influencia de la cultura y religión india en la región.

Desde el siglo IX al XI, los jemer de Angkor expandieron su reino para abarcar la mayor parte de la actual Tailandia, con importantes ciudades provinciales establecidas en Phimai, Lopburi e incluso Nakhon Si Thammarat. Durante varios siglos, muchos aspectos de la cultura jemer fueron impuestos en la población nativa o adoptados por esta, con una predominancia cada vez mayor de grupos Tai, a medida que estas poblaciones emigraban hacia el sur. Los templos de Phanom Rung, Phimai y Lopburi son legados perdurables de este periodo de la historia tailandesa.

Durante el reinado de Angkor, Lopburi a menudo reafirmó su independencia y fue claramente un importante centro para la floreciente cultura siam. Los chinos, que se referían a los emisarios de la región como representantes de “Hsien” o siam (como aparentemente se pronunciaba) documentaron un pedido de Lopburi que exigía la independencia de Angkor ya en el año 1001.

En el norte de Tailandia, los especialistas budistas de Lopburi fundaron una ciudad-estado conocida como Haripunjaya en Lamphun, al norte de Tailandia, alrededor del siglo IX (un enclave mon que mantuvo su independencia hasta el siglo XIII). En el resto de la región norte, el pueblo Tai se expandía y establecía sus propias ciudades-estado, particularmente en Chiang Saen, donde se estableció uno de los primeros reinos poderosos de Tailandia, Lan Na, en el siglo XII. El establecimiento de Lan Na, Sukhothai y Phayao, tres reinos aliados fundados por líderes contemporáneos, representa el comienzo de la historia tailandesa tal como la conocemos.

Los reinos de Sukhothai

Los reinos de Sukhothai

Los tailandeses comenzaron a emerger como fuerza predominante en la región en el siglo XIII, reafirmando gradualmente su independencia de los reinos vecinos. Fundado por Khun Pha Muang y Khun Bang Klang Thao en 1238, el Reino de Sukhothai fue nombrado como “el amanecer de la felicidad” por sus propios soberanos. El periodo Sukhothai se considera como la era de oro de la historia tailandesa, un estado ideal en una tierra de abundancia gobernada por reyes benévolos y paternales, de los cuales el más famoso fue el Rey Ramkhamhaeng el Grande (alrededor de 1279-98), que expandió ampliamente los límites del reino. Además del desarrollo de parte del arte tailandés más exquisito, al Reino de Sukhothai se le atribuye la creación del alfabeto tailandés moderno.

Mientras tanto, en el norte de Tailandia, el Reino de Lan Na del Rey Mengrai consolidaba reinos dispares, asumía el dominio de la ciudad de Haripunjaya y florecía por varios cientos de años, particularmente después de la fundación de Chiang Mai (Ciudad Nueva) como su capital en 1296. Desde sus inicios hasta el auge de su prosperidad, el pueblo Lan Na vivió pacíficamente junto al Reino de Sukhothai. King Mengrai, fundador del Reino de Lan Na, fue un poderoso gobernante y aliado del Rey Ramkhamhaeng de Sukhothai y del Rey Ngam Muang de Phayao. Juntos, estos reinos pudieron hacer frente al ataque de los invasores mongoles que causaron gran agitación en Asia durante el siglo XIII, si bien una visita personal al Emperador Kublai Khan por parte del Rey Ramkhamhaeng en 1282 posiblemente contribuyó a evitar la invasión, al igual que lo hicieron las acérrimas defensas de los ejércitos de Lan Na de Mengrai.

Tras la muerte del Rey Ramkhamhaeng, el reino de Sukhothai decayó rápidamente y Lan Na amplió su influencia sobre los reinos vecinos, muchos de los cuales habían sido antiguos protectores de Sukhothai. A mediados del siglo XV, el arte y la literatura de Lan Na alcanzaron la cima durante el periodo del Rey Tilokoraj. Sin embargo, después de la muerte del rey, Lan Na se debilitó a causa de conflictos internos y Chiang Mai cayó bajo el control birmano alrededor de 1564. Si bien los birmanos ocuparon la región del norte durante varios siglos, lograron un escaso desarrollo y utilizaron Chiang Mai como base a militar desde la cual enfrentar al Reino de Ayutthaya, un poderoso reino en la planicie central, que fue ejerciendo su influencia desde mediados del siglo XIV en adelante.

El reino de Ayutthaya

El reino de Ayutthaya

Ya no había gobernantes paternales y accesibles como lo habían sido los reyes de Sukhothai, los soberanos de Ayutthaya eran monarcas absolutos que asumieron el título de devaraja (dios-rey) y adoptaron las influencias culturales jemer desde el principio, aunque también las influencias de los habitantes mon, tai y chinos. La primera parte de este periodo vio a Ayutthaya extender su soberanía sobre los principados tailandeses de los alrededores y entrar en conflicto con sus vecinos, incluida Camboya, cuya capital en Angkor los tailandeses finalmente pudieron controlar en 1430-1431. Para el siglo XVII, Ayutthaya (que había “adoptado” informalmente el nombre de Siam, nombre con el que China, Champa y Camboya se referían a los tai del centro de Tailandia) había establecido relaciones diplomáticas y comerciales con los países del oeste, y a menudo recibía la visita de comerciantes de Holanda, Francia, China y Japón. Sin embargo, en 1767, después de intentos repetidos, los birmanos invadieron, saquearon y arrasaron con éxito la ciudad de Ayutthaya.

A pesar de su aplastante victoria, los birmanos no retuvieron el control de Siam. Un joven general llamado Phya Taksin y sus seguidores lograron penetrar en las líneas birmanas y se establecieron en Thonburi. Siete meses después de la caída de Ayutthaya, Taksin y sus fuerzas navegaron por el río Chao Phraya hasta Ayutthaya y expulsaron a la guarnición militar de ocupación birmana, a pesar de que la capital había sido trágicamente saqueada y prácticamente arrasada en su totalidad.

El periodo Thon Buri

El periodo Thon Buri

El Rey Taksin asumió el trono vacante en medio de un clima de desorden y estableció una nueva capital más cerca del mar, un movimiento que facilitaría el comercio externo, garantizaría la provisión de armas y facilitaría la defensa y retirada en caso de un nuevo ataque birmano. Estableció la nueva capital en Thonburi, sobre la ribera oeste del río Chao Phraya, frente a la actual Bangkok. A pesar de reunificar el reino, el periodo de Taksin no fue sencillo, ya que el usurpador carecía de una autoridad central. Destronado por un alzamiento popular que derivó a su muerte, Taksin sí tuvo éxito en mantener el reino unido tras el caos que dejara la triunfante invasión birmana.

Rattanakosin

Rattanakosin

Tras la muerte de Taksin, el General Chakri (Rama I) se convirtió en el primer rey de la dinastía Chakri y gobernó desde 1782 hasta 1809. Su primera medida como rey fue trasladar la capital real al otro lado del río desde Thon Buri hasta Bangkok y construir el Gran Palacio. Rama II (1809-1824) continuó la restauración que iniciara su predecesor. El Rey Nang Klao, Rama III (1824-1851) reanudó las relaciones con las naciones occidentales y estableció el comercio con China.

El Rey Mongkut, Rama IV, (1851-1868) quizás se hizo famoso en occidente a través de la historia de “El rey y yo”, pero ganó los corazones de los tailandeses gracias sus logros que incluyeron la celebración de tratados con países europeos, con lo cual evitó la colonización y modernizó Tailandia a través de numerosas reformas sociales y económicas. El Rey Chulalongkorn, Rama V (1869-1910) continuó con la tradición reformista de su padre y abolió la esclavitud y mejoró el bienestar público y los sistemas administrativos.

Las reformas educativas, incluida la de educación obligatoria, estuvieron a cargo del Rey Vajiravudh, Rama VI (1910-1925). Durante el reinado del Rey Prajadhipok, Rama VII (1925-1935), Tailandia pasó de una monarquía absoluta a una monarquía constitucional. El rey abdicó en 1933 y fue sucedido por su sobrino, el Rey Ananda Mahidol Rama VIII (1935-1946). El nombre del país cambió de Siam a Tailandia con el advenimiento del gobierno democrático en 1939. Nuestro monarca actual, el Rey Bhumibol Adulyadej (9 de enero de 1946), es el Rey Rama IX de la dinastía Chakri.